Guías de estudio
Material gratuito
Tienda en línea
Registrar depósito bancario
Blog

Administración del tiempo (Establecer Prioridades)

<< Regresar a portada del Blog

Una parte primordial de la autorregulación del aprendizaje es la administración del tiempo, ya que te permite: Mejorar tu desempeño en todas las actividades y cumplir con los plazos establecidos para llevarlas a cabo.

  • Tener más tiempo libre.
  • Sentirte menos presionado(a).

En pocas palabras, administrar tu tiempo te ayuda a planear tus actividades para que puedas aprovecharlo de una mejor manera, haciéndote consciente de cómo lo empleas y reflexionando sobre la mejor manera de utilizarlo.

Organización y planeación de actividades

La administración del tiempo implica que planees tus actividades de forma jerárquica, considerando siempre los imprevistos que podrían modificar tu plan original. Sin embargo, es inevitable que surjan tiempos muertos donde se hacen pausas o se toman caminos distintos, perdiendo la visión o misión inicial.

Para lograr una eficiente administración del tiempo y una adecuada jerarquización de las actividades, debes conocer las características, factores y elementos que intervienen en la distribución que haces del tiempo, y analizar la forma como hasta ahora lo has organizado. Considera los criterios con los que priorizas tus actividades y los aspectos a los que les dedicas más tiempo, por ejemplo: trabajo, estudio, recreación, etc. El mejor estilo de organizar el tiempo comienza con una buena planificación y adecuación del entorno para estudiar.

 

El estilo personal de administrar el tiempo es la manera particular que cada quien tiene para organizar sus actividades. Existen varias herramientas que permiten llevar un control de la administración del tiempo, como el horario semanal o la agenda y la lista de pendientes.

Dichos métodos funcionan muy bien para algunas personas, pero para otras pueden no ser eficientes.

Considera lo siguiente:

Priorización de actividades

Priorizar actividades implica encontrar la diferencia justa entre lo urgente y lo importante, tomando en cuenta el grado de atención que requiere cada actividad.

Puedes definir como actividad urgente toda aquella tarea en la que se necesita una respuesta inmediata.

Por otra parte, las actividades importantes son aquellas relacionadas con el logro de metas a largo plazo, por ejemplo: concluir una licenciatura, cursar estudios de posgrado, independizarse, etc.

Naturalmente, lo que es importante para una persona, puede ser irrelevante para otra, por lo que dicha consideración depende enteramente de ti y de tu plan de vida.

Sin embargo, encontrar un equilibrio entre lo urgente y lo importante te ayudará a definir pautas para priorizar actividades y determinar la mejor manera de organizar tu tiempo.

© 2018 | Preparatoria Abierta Online